Multifandom Heaven
ALWAYS WATCHES NO EYES

No sabía en que momento había aceptado jugar al Slender, cuando sabía que no era capaz de mirar a la pantalla por más de cinco minutos seguidos sin ponerse de los nervios. Era como cuando iba al cine a ver películas de miedo porque algún actor que le gustaba mucho aparecía. Jared Padalecki siempre sería culpable de lo mal que lo había pasado viendo Viernes 13, y eso que no era la mejor película de miedo que había visto. Incluso las que tenían efectos especiales que dejaban mucho que desear, El Exorcista o Carrie, sin ir más lejos, la hacían saltar de su asiento, y aquel videojuego no era menos, aunque los gráficos dejaran mucho que desear y el ‘villano’ fuera un tipo calvo, largirucho y sin cara. 

Tampoco sabía en que momento se había vuelto normal para ella tener a Loki sentado en el suelo de su salón, con la espalda apoyada en el sofá y la cabeza entre sus piernas. Todo había empezado cuando había dejado a Steve y se había marchado de la torre Stark. No podía seguir con él cuando se acostaba con Loki. Se había dicho miles de veces que no volvería a pasar, cada vez que lo tenía entre sus piernas, cuando la sangre volvía a llegarle al cerebro y podía pensar con claridad, se decía que no iba a volver a pasar, que era la última vez. Se mentía a si misma. Viendo que no iba a parar, había decidido dejar a Steve, aunque no le había explicado el porqué. Había sido una de las cosas más duras que había hecho nunca.

Y Loki la había ido a buscar. Ella pensaba que se había acabado todo, que al irse de la torre podría estar tranquila, intentando limpiar su conciencia, pero él la había buscado y ella había vuelto a caer. ¿Era culpa suya querer darle el cariño que le habían negado durante años? Siempre había sentido debilidad por las cosas rotas, queriendo arreglarlas. Su madre decía que era porque necesitaba ver a todo el mundo feliz. Y Loki merecía ser feliz, aunque fuera jugando a un estúpido videojuego en un apartamento enano en Brooklyn. 

Sin darse cuenta está mirando a Loki fijamente, con la mano enterrada en su pelo, echándoselo hacia atrás, casi masajeándole la cabeza. Sube la vista, porque sabe que él se va a dar cuenta, y la música sube de volumen, la pantalla empezando a moverse y distorsionarse, haciéndola gritar. Se lleva la mano a la boca, riéndose, sintiéndose ridícula por gritar como una niña.

  1. multifandomheaven reblogged this from lor-randompjs and added:
    Por un momento teme haber hablado demasiado y que él se sintiera incómodo ante sus ñoñerías de niña que escribe en su...
  2. lor-randompjs reblogged this from multifandomheaven and added:
    Arquea ligeramente las cejas cuando ella le dice el motivo de que esté sonriendo, la sonrisa de Loki borrándose poco a...